La evolución de los sentidos

Un lugar irrepetible escoge enclaves únicos. Markulluko Borda se ubica en la falda del monte Bagordi, en el mismo Elizondo y en el corazón de Baztan. Rodeado de helechos, robles y hayedos disfrutando de la magia de la naturaleza y la serenidad, a un paso de todos los servicios del siglo XXI.

El Valle de Baztan y toda la Navarra pirenaica atlántica invitan a descubrir la belleza natural, monumental y artística de su atmósfera. Desde Xorroxin, nacedero del río Baztan, hasta el extenso Parque Natural de Señorío de Bertiz. Desde la cuevas embrujadas de Sara, Urdazubi y Zugarramurdi hasta los 600 monumentos megalíticos que se encuentran por toda la zona. Desde las utópicas minas de oro de Urritzate y Aritzakun hasta los raíles del viejo tren de Bidasoa. Visitando los molinos de Urdazubi y Amaiur y paseándonos por el Camino de Santiago que recorre todo el valle. Haciendo una pausa en el Museo Etnográfico Jorge Oteiza de Elizondo y el Museo Escultórico Santxotena en Bozate. Sin olvidar al Castillo de Amaiur, donde la historia y la cultura se entremezclan, siendo el último símbolo emblemático del Reino de Navarra.

La gastronomía local, rutas variadas al monte, pueblos preciosos y mezcla de caseríos y palacios medievales y renacentistas, no dejaran de sorprender hasta al más curioso y aventurero.